LIBROS QUE NOS HACEN FELICES

De cómo la lectura puede cambiar la vida de un niño y sobre la importancia de programas como McLectura Feliz.

Por: Juliana Muñoz Toro, para el programa McLectura Feliz de McDonald’s

Si al cumplir ocho años mi hermana no me hubiera llevado a la Feria del Libro a que yo escogiera el título que más me gustara, que fue uno de cuentos de los Hermanos Grimm, tal vez, solo tal vez, yo no le hubiese pedido a la semana siguiente que me trajera libros de la biblioteca, ni me hubiese enamorado de la literatura, ni estudiado periodismo y luego escrituras creativas, ni escrito libros con memorias de mi infancia, ni le hubiese visto nunca la cara a esa pequeña lectora que creyó que su papá también era un ‘alien’ y que eso la estaba ayudando a entender mejor el mundo.

Tenemos puntos de giro que nos cambian la vida. Por mínimos que sean desencadenan otras situaciones, decisiones y caminos para hacer de nuestra historia una trama más interesante. Ese giro puede ser algo tan pequeño como un libro. Las anécdotas de iniciación con la lectura suelen referirse a ese texto que fue un regalo de alguien muy importante, la recomendación perfecta de la maestra favorita, o el perderse en la gran biblioteca de pino del abuelo. En todo caso, son buenos recuerdos y eso nos da una pista sobre cómo acercar a niños y niñas a la lectura: regalándoles una experiencia feliz.

Los parques, los viajes, los juguetes y el tiempo compartido en familia son algunos de los momentos más felices de la infancia. Por lo tanto estas son algunas formas de incluir la lectura y, de paso, cambiarle la vida a un niño:

  • Libro al parque: Hacer un picnic literario y tenderse en el pasto a leer un libro en familia. Hay parques públicos donde hay pequeñas bibliotecas ambulantes con una buena oferta de préstamos en literatura infantil.
  • Libro viajero: Escoger libros de fragmentos cortos y con actividades para llevar en los aviones o a la playa.
  • Libro juguete: Aquí quiero hacer una mención especial al programa McLectura Feliz que ofrece libros como alternativa al juguete en la Cajita Feliz de McDonald’s. Cuando un niño ve que un libro está en la misma vitrina de un juguete como un elemento que genera diversión, con el tiempo empezará a relacionar la lectura con una sensación positiva. Será una actividad tan deseada como el juguete mismo. Esto se puede replicar, por ejemplo, en fiestas infantiles donde se ofrezcan en las sorpresas libros en vez de juguetes. O ¿qué tal una piñata repleta de pequeños cuentos?
  • Libro interactivo: Y no hablo de una versión para leer en pantalla simplemente, sino de libros adecuados con posibilidades de expandir las imágenes, los significados, las historias. Libros que aprovechen la tecnología para abrir mundos. Por ejemplo, la serie de libros de McLectura Feliz también está disponible para una experiencia de lectura interactiva en la app McPlay Latam, y contiene recursos como sonidos y efectos visuales que aumentan el interés de la lectura en la infancia.

¿Se imaginan el poder de cambio cuando una cadena como McDonalds ofrece libros? Globalmente, esta empresa ha distribuido cerca de 400 millones de libros. Se podría decir que McDonalds es una de las librerías más grandes del mundo. Aunque ha repartido títulos de Roald Dahl y otros autores clásicos, este año le comisionó a Cressida Cowell, autora e ilustradora conocida por “Cómo Entrenar a tu Dragón”, una colección de 12 libros exclusivos para la Cajita Feliz. La serie “Las Aventuras de los Mellizos Treetop” cuenta las aventuras de una familia que inventó una máquina del tiempo para viajar al pasado y estudiar la época de los dinosaurios.

La empresa menciona un estudio según el cual solo 3 de cada 10 niños leen al menos una vez por semana fuera del contexto escolar, mientras que en países como Chile y Argentina esta proporción es del doble. Si la lectura hace parte de una actividad familiar y divertida es más probable que los niños se aficionen no solo a leer para siempre, sino que desarrollen lenguaje, vocabulario, creatividad e imaginación.

Destacado

  • En la Feria del Libro 2019 estará por primera vez la sala McLectura Feliz para que padres e hijos redescubran el placer de leer juntos. Serán más de 50 actividades gratuitas como La Hora del cuento, Libros que cantan, Lecturas en voz alta y Talleres con autores nacionales e internacionales.

 *Escritora y periodista colombiana. Autora de novelas infantiles como “24 señales para descubrir a un alien” (Tragaluz, 2017) y “Diario de dos Lunas” (Norma, 2018).

*El programa McLectura Feliz de McDonald’s celebra la alegría de leer, ofreciendo libros como alternativa al juguete en la Cajita FelizTM. Desde 2001, este programa ha distribuido cerca de 450 millones de libros a familias alrededor del mundo; y, en América Latina, McLectura Feliz ha entregado más de 14 millones de libros desde 2013.