ABC de la cultura neerlandesa: tulipomanía

Este año la Filbo llega vestida de naranja. Holanda, el país invitado de honor nos trae un cartel de autores, poetas, diseñadores y arquitectos. Para acercarnos más a su cultura les presentamos la primera entrega del ABC neerlandés: Tulipomanía.

Por Ángela Rivera

En los Países Bajos del siglo xvii la fortuna de un hombre podía medirse en pétalos. Más que florines, se atesoraban bulbos. Más que bóvedas repletas de lingotes de oro, había jardines. Eran buenas épocas para el territorio neerlandés. Durante ese periodo que se conoce como su Siglo de Oro, Los Países Bajos era una tierra de burgueses sin rey, con mucho dinero proveniente del poderío militar, marítimo y comercial adquirido por su flota mercante The Dutch East Indian Company (VOC por sus siglas en holandés)del crecimiento y fortalecimiento de la clase burguesa y del monopolio de las actividades coloniales en Asia. Y justo en medio de este periodo de expansión, de florecimiento cultural y económico, los Países Bajos vivieron uno de los momentos más extraños de su historia: tres años, de 1634 a 1637, en los que un tulipán valía mas que su peso en diamantes.

Siga leyendo en Cerosetenta.

Anuncios